Hoy te traemos algunos trucos para que no abandones las vitaminas y el hierro durante el verano, cinco recetas muy fáciles y muy nutritivas. El Menú semanal del verano.

big_gazpacho-tradicional-dentro-2

Con la llegada de esta estación nuestros horarios se modifican y las altas temperaturas hacen que nuestro cuerpo demande otro tipo de alimentos. En ocasiones descuidamos los básicos por falta de tiempo o por pereza a la hora de cocinar.

1. Las ensaladas de legumbres: no es necesario que saquemos de la dieta, las judías, los garbanzos y las lentejas durante el verano. Las ensaladas de legumbres son muy fáciles de preparar y sobre todo muy nutritivas y contienen mucho hierro. En el supermercado podemos encontrar botes con legumbres ya cocidas que sólo tenemos que lavar muy bien.

Vierte los garbanzos en un bol y añade una lata de atún en aceite de oliva, cebolla y pimiento bien picadito, también vale el pimiento de piquillo que vienen preparado en aceite. Con un poco de sal, pimienta, aceite de oliva y vinagre de modena tendrás la ensalada perfecta, fresca y multivitaminica. Al ser fría te vale también para llevarla en tupper a la playa o piscina.

2. Ensaladas de cereales: Otra versión de ensalada la tienes también con arroz y/o cous cous. Estos alimentos son muy sanos y nutritivos. No contienen ni grasa ni colesterol y además son sencillos de digerir. Ensalada de arroz con pollo o salmón: a la que se añade si te gusta maiz, guisantes, aceitunas negras o verdes y pepinillos.
Ensalada de arroz Tres Delicias: es la versión fresca del convencional. Con tortilla francesa, jamón cocido, gambitas y aliñado con aceite de oliva o salsa de soja.

3. Ensaladilla rusa: es fresca y muy fácil de hacer. Ya hay botes de mezcla de verduras cocidas en el supermercado, con guisantes, zanahorias. Añade atún, papas cocidas bien picadas, huevo cocido y mezcla todo con mayonesa, para adornar pimientos del piquillo. Te recomendamos hacerla un día antes de consumir porque muy fría estará mejor aún.

4. Gazpacho: para mi es un imprescindible, dietético, multivitamínico, freso… tiene todo lo que necesita tu cuerpo para nutrirte. Son todo ventajas, lo preparas en 10 minutos y puedes hacer para varios días. Un kilo de tomates maduros, un trozo (4 dedos) de pepino, pimiento verde, cebolla, un poco de ajo, aceite de oliva y sal. Hay otras versiones que le añaden pan o manzana pero eso ya es al gusto de cada uno.

5. Pasteles fríos: ideales para comer con niños. Lo puedes hacer de salmón o de atún si tienes niños y no les gusta el salmón. Ve intercalando una capa de pan de sandwich (ahora hay marcas que venden las lonchas de pan grandes, rectangulares, ya preparadas para esto) con mayonesa, salmón y lechuga, para finalizar envuelve todo con el salmón ahumado, y si te gusta, también puedes poner pepinillos o aceitunas. Si prefieres con atún, mezclalo con maíz dulce y mayonesa. A partir de ahí ve intercalando pan y la masa hasta tres pisos. Para terminar cubre todo con mayones y deja enfriar bien.

Como ves son recetas muy muy fáciles, fresquitas, fáciles de digerir y que puedes mantener en la nevera durante varios días. Para comer o cenar y también para los niños.

Prueba a hacerlas! ya verás qué fáciles y ricas. Y sobre todo recuerda que el verano no es sinónimo de comer menos o mal. Todo lo contrario, las actividades físicas y el sol requieren de mucha energía.

Que las disfrutes!

Comentarios

Comentarios