5175915967_5c55d30dc8_z

Cuando se acercan las fiesta las básculas ya comienzan a temblar por ver la cantidad de excesos a los que nos exponemos.  Trucos fáciles y dietas mágicas hay muchos, pero qué es lo que realmente funciona para no engordar en Navidad sin renunciar a casi a nada.

  1. Muévete, haz ejercicio

Si dentro de tu rutina está ir al gimnasio, no lo abandones por los cócteles, las fiestas y las cenas navideñas, es una manera de compensar los excesos al comer y beber. Si aún no está incluido en tu agenda no te preocupes, haz pequeños esfuerzos para mantenerte en línea, aparca un poco más lejos y camina, sube por la escalera no por el ascensor.

2. Come bien

Ya sabemos que en Navidad esto parece imposible, pero en realidad no lo es, llevar una dieta balanceada a costa de las cenas y convites no es tan complicado como suena, si intentas comer bien cada día y reservar los exceso para los días especiales, seguramente lo conseguirás.  Intenta beber un vaso de agua antes de cada comida para saciarte más rápido, elige comidas al horno, al vapor, come verduras y frutas, toma un poco de yogur cada día para que tu transito digestivo no se descoloque.

3. Cuidado con el alcohol

Seguramente ya habrás leído nuestra artículo sobre las bebidas alcohólicas que engordan menos y sino echa un vistazo. Si bien no es un remedio infalible, saber lo que ingieres siempre sirve para controlarte un poco, además de la importancia de no beber en exceso por seguridad y salud, consumir bebidas alcohólicas con moderación es un estupenda forma mantener tu dieta balanceada.

4. Evita los postres

Parece una sentencia fuerte ¿verdad?, en realidad te invitamos a renunciar a los postres innecesarios, si cada día consumes una gran cantidad de azúcares e hidratos de carbono será muy normal que sumando las cenas, los turrones, los postres de la abuela y los caprichos la báscula se asuste cuando llegues a visitarla. No te excedas, intenta limitar los azúcares, no sólo en los postres, también en los refrescos, zumos envasados, y pastas. Guarda ese capricho para la cenas especiales y verás que te sentirás más equilibrado.

 

 

Imagen : Flickr

Comentarios

Comentarios