Llega la temporada de bodas. Lo primero que hacemos todas es lanzarnos a Googlear “tendencias bodas 2014”.

Antes de que lo hagáis y para comenzar descartando. Nosotros te indicamos lo que NO se puede y cuando escribo no en mayúsculas es porque es un no rotundo.

maquillaje-bodas--644x362

Empezamos:

1.  NO vas a una fiesta de Fin de Año. No te puedes poner brilli brilli wherever. No a las licras, lentejuelas, telas espejo, plateados, dorados brilli y a la purpurina. No es excusa si la boda es de tarde/noche. Es una boda.

2. Lo mismo para los zapatos: NO a los zapatos de fiesta. Si al tacón, pero no de fiesta. No vamos a un concurso de baile, NO somos Vanesa Williams y Chayanne en la peli Bailando Salsa, ni queremos serlo ni parecerlo. Repetir 3 veces frente espejo: “no voy a una final de baile de Salsa”.

3. Si la boda es de mañana NO a quitarte el tocado, sombrero, pamela o diadema a mitad de la boda. Si sales con un accesorio en el pelo, con él debes regresar a casa. Si quieres vuelve con otro novio, pero el tocado en su sitio.

4. NO a los tocados gigantes que impidan tu visión y/o la de tu vecino de mesa. No puedes estar comiendo sin ver, o bailando chocando con todo lo que te rodea.

5. NO a los destapados y/o transparencias, sobre todo en las bodas celebradas en la Iglesia. Eso para Ibiza en verano, para la Iglesia te debes cubrir con pashmina o chal. Esta norma no es sólo estética sino también protocolaria. Cuidado con los excesos en toreritas horteras de brilli o peluches, menos es más, que sirva para cumplir su misión durante el tiempo de la Misa y ya está.

6. NO a forrarlo todo con la misma tela. Yo me horrorizo, tú te horrorizas, él se horroriza… NO por favor. Bien en los años 80 ahora no. Combina con los complementos de otro color.

7. NO a los Peep Toe con medias y menos color carne.

8. NO a las gafas de sol. Luce tu peinado y maquillaje como se merece, no vayas como una choni con las gafas de sol hasta la puerta de la Iglesia, no son para una boda.

Si sigues estas premisas ya estás más cerca de ir adecuadamente. Nunca olvides que en las bodas: menos es más. Proximamente el SI de las bodas. 

Comentarios

Comentarios